alert icon
Este sitio Web no admite Internet Explorer 8. Por favor, actualice su versión de Internet Explorer o utilice un navegador más actualizado.
Ocultar mensaje hide icon

Reducir los Costes con Tubo de Pequeño Diámetro

El Tubo de Pequeño Diámetro Significa Ahorro

Reduzca el coste de la mano de obra hasta un 66% frente a los sistemas de tubería

Minimizar las reparaciones es una prioridad para todas las empresas. Hoy en día lo más frecuente es aprovechar las ventajas de los sistemas de tubo en aplicaciones de 12 mm (1/2 pulg.) e inferiores, pero en aplicaciones entre 19 y 50 mm (3/4 pulg. y 2 pulg.), la tubería frecuentemente se contempla como la opción tradicional.

Sin embargo, la tradición sale cara. En muchos casos, la solución no tradicional es una oportunidad de ahorro que no se analiza. ¿En qué se diferencian el tubo y la tubería? ¿Dónde están los gastos ocultos? Y ¿cómo puede el tubo de pequeño diámetro ser significativamente rentable durante la vida de una aplicación?

Tubería vs Tubo: Instalación, Mantenimiento y Rendimiento

Los sistemas de tubería y tubo realizan los dos la función básica de transferir un fluido entre dos puntos. Pero las diferencias en instalación, mantenimiento y rendimiento pueden ser sorprendentes.

Primero, considere los componentes en sí mismos: La tubería es mucho más gruesa que el tubo del mismo diámetro interior. Ambos contienen la presión igualmente bien, pero la tubería es más gruesa solamente porque hace falta el material para mecanizar las roscas.

tubing wall thickness
El tubo ofrece una mejor relación resistencia-peso que la tubería porque no requiere el roscado.

También tenga en cuenta el trabajo asociado a construir o reparar sistemas de tubería: Un equipo de instalación planifica la serie de giros y curvas que se deben realizar. Cada uno de esos giros supone una nueva junta en el sistema, lo cual significa roscar, cortar e instalar o soldar. Por lo que para iniciar el trabajo, el operario debe tener todos los materiales necesarios—soportes de tubería, matrices, aceites de corte, sellantes, cintas y más—y posiblemente una autorización para soldar. La soldadura también requiere pruebas hidrostáticas que pueden introducir humedad en el sistema.

Y todo esto es previo a la instalación real. Instalar tuberías requiere cortar la tubería, desbarbar, después mecanizar las roscas y finalmente conectar las secciones. Cuando en una línea hay un cambio de dirección hay que añadir otro accesorio al sistema. En espacios reducidos eso puede añadir un tiempo considerable al trabajo—y además cada racor añadido es un punto potencial de fuga. Cada dificultad pueden ser horas de trabajo extra, inmediatamente o a lo largo del tiempo.

El tubo de pequeño diámetro—que es, tubo de diámetro exterior (OD) inferior o igual a 50 mm (2 pulgadas)—puede superar estas ineficiencias. El tubo tiene una relación peso resistencia mucho más eficiente que la tubería. Y al contrario que la tubería, todo el espesor de pared del tubo de pequeño diámetro se utiliza para contener la presión—no hay que mecanizar roscas.

pipe assembly vs tubing

El trabajo asociado al tubo también es mucho menor y requiere menos planteamientos. Además no se necesitan aceites, sellantes, matrices, equipo complicado o cámaras de combustión. El tubo sí debe ser cortado y desbarbado, pero no hay más semejanzas.

Los cambios de dirección solo requieren doblar el tubo. Por tanto se necesitan menos racores, y además se reducen las turbulencias y los puntos de pérdida de carga. Y dado que no hace falta soldar, los sistemas de tubo son ideales para áreas peligrosas y confinadas o espacios de difícil acceso.

El Precio del Funcionamiento

Es cierto que el tubo de pequeño diámetro es más caro que la tubería, pero el precio puede ser engañoso.

Observe otra vez los gastos extra del trabajo con la tubería, y que el tubo se instala en un tiempo muy inferior. El ahorro crece rápidamente. Sobre todo en nuevas instalaciones.

La nueva construcción ofrece la oportunidad de aprovechar mejores tecnologías—y respetar el calendario puede ser la diferencia entre acabar por debajo del presupuesto o sobrepasarlo. Los sistemas de tubo de pequeño diámetro son una forma de reducir el tiempo de instalación.

El tubo también ofrece simplicidad y rentabilidad frente a la tubería. Un sistema de tubo es en sí más eficiente gracias a la menor pérdida de carga, mayor resistencia a la vibración y menor susceptibilidad a las fugas.

Empezar con Tubo de Pequeño Diámetro

El tubo de pequeño diámetro ofrece simplicidad, rentabilidad y un funcionamiento superior a la tubería—cuando el instalador sabe hacerlo correctamente.

Los instaladores tienen que entender la metodología correcta y utilizar el equipo adecuado para asegurar el buen funcionamiento del sistema. El manejo adecuado del tubo, los métodos correctos para doblarlo y trazar una línea, y cómo instalar racores mediante procedimientos aprobados es crítico. Al pensar en el tubo, recuerde también:

Formación

Una completa y apropiada formación de sus instaladores asegurará que su nueva aplicación de tubo será instalada y mantenida correctamente, con las técnicas adecuadas y considerando todas las precauciones de seguridad.

Herramientas

Para una correcta instalación, son necesarias herramientas específicas como la dobladora de tubo.

El Sistema Total

El tubo, los racores y las herramientas deben estar diseñados para trabajar conjuntamente y asegurar un sistema fiable, sin fugas y con bajo mantenimiento. La mezcla y combinación de tubo, racores, válvulas y otros componentes de diferentes proveedores no es sensata. Al instalar un sistema, lo mejor es homogeneizar su inventario lo máximo posible. Obtenga los componentes críticos de un solo proveedor para asegurar que éstos se han diseñado específicamente para trabajar juntos.

Los sistemas de tubo de pequeño diámetro pueden generar ahorros en muchos lugares donde hay tubería instalada, y Swagelok tiene un historial comprobado en el suministro de sistemas completos y de la formación necesaria.