alert icon
Este sitio Web no admite Internet Explorer 8. Por favor, actualice su versión de Internet Explorer o utilice un navegador más actualizado.
Ocultar mensaje hide icon

Síntesis del Mantenimiento Preventivo de los Sistemas de Fluidos

Resumen del Mantenimiento de los Sistemas de Fluidos

Normalice el mantenimiento de sus sistemas de fluidos como parte de su actividad de seguridad general teniendo en cuenta lo siguiente.

Un plan bien desarrollado

Tener un plan de mantenimiento integral del sistema de fluidos es adoptar un enfoque preventivo y ser más consciente de las áreas de problemas potenciales, de la fatiga de los componentes y de las formas de mejora de los sistemas. Una estrategia preventiva también es importante para la seguridad porque aumenta las probabilidades de detectar peligros que podrían resultar en accidentes.

Trate la reinstalación del sistema con cuidado

Mientras que los racores generalmente no requieren mantenimiento, frecuentemente son desinstalados para acceder a partes del sistema. Dicho esto, cuanto menos desmonte innecesariamente los racores (independientemente de si están en uso o no), mejor para Vd. Para evitar problemas, asegúrese siempre de:

  • Respetar los procedimientos de desmontaje al desinstalar un sistema de tubo y racores
  • Proteger el tubo y los racores de contaminación y daños durante el mantenimiento para evitar problemas una vez esté reinstalado.
  • Siga cuidadosamente las instrucciones de reutilización
  • Asegúrese de no intercambiar componentes de diferentes fabricantes

Dé a las fugas la atención que merecen

Basta de ignorar las fugas. En sistemas de procesos que no son hidrocarburos, frecuentemente las fugas se clasifican como “problemas no importantes”. Las fugas de vapor, agua o nitrógeno pueden no siempre suponer un peligro inmediato, pero a la larga pueden derivar en incidentes de seguridad, degradación medioambiental y daños al sistema. Una evaluación en obra por un experto cualificado puede identificar áreas de mejora.